Belén Pasqualini: «Necesito cantar y contar la música que tengo adentro»

Si bien sus caminos transitan más por el mundo de la actuación, la también cantante y compositora argentina busca aflorar su carrera musical con el lanzamiento de dos nuevos temas: «La siesta de los cuerpos», con el ganador de un Grammy Nahuel Bronzini como productor y «Tuyo», junto al reconocido Cesar Banana Pueyrredón y con producción de Lucas Martí.

Belén Pasqualini. Foto: Angelo Bendrame

¿Por qué decidiste lanzar “La siesta de los cuerpos” como un single y no en el contexto de un disco?

Tiene que ver con el momento de la música y a la vez mi momento particular en un contexto más macro de la música. Hoy por hoy es moneda corriente que un tema sea un mundo en sí mismo y preferí priorizar el explorar un universo en una sola canción a tener que pensar el concepto para un racimo de temas que consolidaran un EP o un álbum más extenso. Fue el mero deseo que la canción saliera a la superficie después de que mi último disco, “Mudar”, saliera en 2014. En 2011 salió mi primer álbum, “Rulera”. Y de 2014 a hoy saqué solamente un EP con dos covers, uno de Joni Mitchell y otro de Sting. En el fervor de querer sacar algo nuevo no me quise poner la presión de que fuera un disco y saqué este tema, que no es mi único color buscado en este momento musical mío, pero sí es representativo de una buena porción de esa búsqueda.

¿Qué te aportó la colaboración de Nahuel Bronzini a esta canción?

La compuse de forma cruda en el piano. Darío Jalfin me ayudó un poco con los arreglos y Lucas Martí con algunos detalles de la letra, pero la canción nació en piano. Fui a visitar a Nahuel al estudio donde trabaja, Airship Laboratories, en Berkeley (California). Él tenía ahí un Fender Rhodes y nos pusimos a jugar con el tema. Lo grabamos y nos gustó, así que surgió accidentalmente grabar ese tema; y eso también tiene que ver con por qué es un tema solo y no un álbum, porque en ese estudio surgió el impulso de grabar esa canción y no varias. Le aportó toda la producción, el arreglo para el saxo, le agregó el bajo, la estética más cercana a un soul o un R&B.

También estás por lanzar el 13 de diciembre otro tema con César “Banana” Pueyrredón y producido por Lucas Martí, ¿cómo se dio este encuentro musical con ambos?

Con Lucas y Darío Jalfin hace un año hicimos un trabajo de pre producción de diez temas míos, que por varias cosas de la vida no salieron a la luz. Al volver de un viaje este verano al re escuchar este tema, “Tuyo”, decidí que tenía que salir y me junté con Lucas y empezamos a trabajar. Él produjo el arreglo, y como él sabía que yo conocía a César “Banana” Pueyrredón, un día me confiesa que creía que el tema era para que lo cantara César y le hice caso. Creo mucho en el conocimiento y entendimiento de Lucas, es un genio. Lo llamé a César, le mostré el tema, se entusiasmó y logramos contar con su presencia. Lo lindo es que él no aparece en el típico lugar que aparece un invitado, en el estribillo o la segunda estrofa, sino que lo hace en un pre estribillo cuando ya estás familiarizado con la canción. Es una linda sorpresa lo que sucede en el medio del tema. Estoy muy deseosa de que la escuchen.

Además, se da un cruce de distintas generaciones muy interesante…

Me parece que tenemos que apostar más a cruzar generaciones. Me gusta no pensar que nos dividimos en generaciones. La música es anacrónica y simplemente tenemos que conversar musicalmente, hacer sociedades con esa gente que resonamos, no importa la edad que tengan. Siempre y cuando haya un ida y vuelta, hay que juntarse; y así se dio este trío particular, donde gente de diferentes edades se junta a hacer una canción.

Tenés una carrera actoral desarrollada en paralelo, ¿qué te empuja o motiva a querer recorrer un camino dentro de la música?

Más allá de tener mi camino como actriz, ya sea interpretando textos de otro o como creadora, siempre tengo el hambre de meramente cantar mi música. La música es la máxima religión, logra transformar el espíritu de las personas y no me alcanza con actuar o actuar cantando. Necesito cantar y contar la música que tengo adentro y así es como surge, desde que saqué el primer disco, el deseo de tener en paralelo un camino como música. Al cual quiero darle más espacio y abocarme cada vez más. Profesionalmente se dan más cosas en el ámbito actoral en mi camino, pero me encantaría que creciera mi reconocimiento a nivel musical.