Hugo Giménez Agüero

Hijo de Vicente y Lorenza Agüero, oriundo de Balcarce (Buenos Aires), nació el 25 de Agosto de 1944, pero fiel a su ferviente apego a la Patagonia adoptiva, dice que es de Río Gallegos: “Nacer en un lugar es un accidente, ser de un lugar es una decisión de amor”. Fue el quinto de ocho hermanos y se llamó Hugo Jorge Giménez. El Agüero fue adosado a su identidad cantora como homenaje filial a Doña Lorenza.

A eso de los 12 años, escribió su primera canción como jugando.
Su otra pasión, la locución: “Desde chico hacía locución con una latita de conservas e imitaba números de circo”, cree haber sido artista antes que cantor. Con el correr de tiempo aparecieron otras cosas: zambas, milongas, “cosas que componía”.

A los 16 se fue de Balcarce. En 1964 le tocó hacer el servicio militar en Río Gallegos. Allí fue la revelación de un mundo que lo marcaría para siempre: La Patagonia. Hugo dice: “Ahí me quedé para siempre” y agrega: “Ahí nací de nuevo, crecí como persona, como hombre. Siempre estoy mirando al Sur. Creo que el sur es un lugar que cuando lo conoces, te hace parir. Es como si tuvieras el hijo de la raíz”. “Ser de Santa Cruz es un orgullo y una decisión propia”.

En el viaje hacia Santa Cruz nació su primera canción con temática patagónica, se llamó “Por el Sur de Piedra Buena”. Con el correr del tiempo comienza a investigar la flora, fauna, costumbres de la gente del Sur. Había mucho y muy rico, pero le faltaba “el ritmo”, hasta que conoció a Oscar Giménez, un músico que recopilaba ritmos tehuelches por toda la Patagonia y a través de sus cintas descubre la belleza de los ritmos indígenas. “Los paso a la guitarra, le pongo mi propia creación y empiezo a componer poesía referente a Santa Cruz”. Así el cantor empieza a insertarse en el mundo tehuelche.

 

+ info www.hugogimenezaguero.com.ar

 

En 1975 se traslada a Capital Federal, algo inevitable para todos los artistas: “Golpearse en Buenos Aires era crecer”, más aún tratando de mostrar algo nuevo y totalmente desconocido para el público de la Capital. Así es como, casi todos, hace todas las peñas y menciona una: La Salamanca, “ese fue un lugar inolvidable, donde la gente escucha al artista y éste crece con el público”.

También paseó su canto por Universidades y circuitos turísticos. Por supuesto que no faltaban festivales y su favorito, Pico Truncado en Santa Cruz, lugar que lo vio como animador, durmiendo al aire libre y años después con la guitarra y el decir patagónico, ya artista consagrado.

1982 lo recibe el escenario mayor del festival de Cosquín, tan ansiado para todo artista folclórico, y es distinguido con la mención a la autenticidad y Consagración Cosquín 1982. En esa misma edición es designada revelación Marta Pirén con “Chalten”.

Conocé la discografía de Hugo Giménez Agüero aquí

En 1979, tiene su primera posibilidad de llegar al sueño de un disco, y lo tuvo a través de Teodoro Cuenca y su sello “Sonoro S.A.”. Hugo Giménez Agüero costeó los gastos de grabación y finalmente salió a la calle “Al Sur Santa Cruz” y poco después “Desde la Patagonia Austral”.

Mas tarde creó su propio sello discográfico: “Na-Quel” y comienza su producción hasta el año 1996, y luego sería editado por compañías como Sony, Epsa, GLD y Phonopay, llegando a editar 20 obras a lo largo de su carrera.

Hugo Giménez Agüero falleció el 27 de septiembre del 2011, pasadas las 22 horas en un accidente automovilístico ocurrido en la ruta nacional 3, en las cercanías de Bahía Blanca.

En diciembre de 2011 sale a la luz “Navideña», obra póstuma del Cantor de la Patagonia, la cual él había grabado en septiembre del año 2010.

 

 

 

Scroll to top