La Chuza

La Chuza se conforma como grupo a principios de 2000 y a través de la poesía y la música, intentan reflejar la idiosincrasia del hombre urbano llegado de las zonas rurales o con orígenes en ellas.

10003308_693743060691905_369156791_n

La Chuza refleja en las letras de sus canciones todo lo que significa el repensarse como parte de las culturas originarias en el ámbito urbano de principios del nuevo siglo.

El objetivo de este proyecto es acercar a la gente de otras latitudes, una propuesta musical, que además de anclar sus profundas raíces en lo tradicional de la región patagónica, se fusiona con corrientes musicales de diversos géneros y aires latinoamericanos.

Los Pueblos Originarios se han caracterizado a lo largo de su historia por la resistencia. Este modo de presentarse ante el mundo les ha valido el poder ser aún y en el tiempo. Resistir no es resignarse, sino oponerse a cualquier tipo de violencia.

El proyecto musical de La Chuza se pensó a partir de este rasgo distintivo, para adentrarse en un universo de sentires que lejos están de haber sido avasallados por el funesto devenir de nuestra historia.

Por esto es que vale la pena recordar que la chuza era la lanza, el arma del guerrero en combate. La elección de este nombre no es casual: hay un conflicto originario que da lugar al canto, y el canto es una estrategia de la resistencia cultural.

 

+sobre La Chuza

El dúo La Chuza, referente de la música patagónica, está integrado por los hermanos Ismael “Chino” y Horacio Contreras. Ambos artistas son compositores y tienen una extensa trayectoria de presentaciones en encuentros y festivales de todo el país y el exterior. Docentes y capacitadores, los hermanos Contreras también trabajan con la música patagónica en proyectos educativos.

 

 

 

 

Scroll to top