Los chilenos Johnny Olas debutan en Argentina

La banda de Santiago, que fusiona ska y ritmos jamaiquinos, cruza la Cordillera por primera vez para presentarse este jueves en CABA y el viernes en Témperley, junto a Karamelo Santo. Y como es casi una obligación para esos géneros, no falta el mensaje de denuncia social en medio de la fiesta. «Nos sentimos responsables de ir y contar cómo arde un modelo que definitivamente no aguantó más», adelanta el frontman Pancho Padilla en relación a las protestas que tienen en jaque desde hace semanas al gobierno de Sebastián Piñera.

– ¿Cómo fue el proceso de creación de «Baila Calavera»?

A diferencia de otras canciones, partió desde la letra. «Baila Calavera» está basada en una crónica de mediados de siglo 20 que García Márquez escribió sobre La Sierpe, un pueblo escondido en la selva colombiana y cómo eran sus tradiciones relacionadas a la muerte y el más allá. Es justo una época en que lo que el escritor publicaba rozaba lo real con la ficción… todo el escenario que propone es muy de realismo mágico, pero a la vez propio de las culturas que vienen del interior de los países. Empecé a construir el relato durante un viaje y cuando ya tuve la guitarra apareció el concepto Baila Calavera. El festejo de los muertos para transitar el limbo posterior a la vida. Entre todos fuimos definiendo que tuviera un carácter bailable, pero oscuro, medio western.

– ¿Cómo fue la relación con Juan Pablo Escares?

Juan Pablo viene trabajando con bandas amigas hace muchos años, también era miembro de La Guacha. Su estudio está en la casa donde vive nuestro baterista, Felipe Cherubini, y la relación naturalmente nos llevó a grabar ahí. El estudio fue la misma sala donde ensayamos, nos sentimos en casa. JP nos ayudó a ordenar la canción y sobre todo a ejecutarla de manera limpia, no sobre adornarla.

– ¿Qué significan para ustedes iniciativas como la playlist La unión hace a la fuerza, de la que forman parten?

Son clave para el desarrollo del mercado alternativo latino, sobre todo aquel que vive del mestizaje de ritmos. Ska, reggae, cumbia, punk, por ejemplo. Es necesario porque somos un continente que no es tan fácil de transitar y tenemos que darnos apoyo entre [email protected], hacer crecer nuestros estilos más allá de las fronteras. Lo bueno es que hay bandas que no conoces, vas generando lazos y además nos enteramos de las novedades periódicamente se presentan. Antes de playlist, este es un grupo de whatsapp con más de 100 músicos de toda la región… ahí está el secreto de la unión.

– ¿Cuál es su relación con Argentina? 

Tenemos bandas amigas como Karamelo Santo, Turbina Mora y A Flote. Fue natural, el ir y venir en conversaciones e ideas, finalmente se transformó en una gira donde tomamos la decisión de atrevernos, porque vemos como otros colegas lo hacen. Ya habíamos recibido a Karamelo hace dos años en Santiago y yo personalmente vengo trabajando con Goy hace 10 ó 12. Nos conocimos produciendo un disco para mi anterior banda, Drakos, y luego nos unió la amistad musical. El mismo concepto de la Unión hace la Fiesta. Ahora en particular vamos a compartir además con una banda ibérica llamada Mafalda, con quienes también tocaremos en Santiago en noviembre. Vimos importante llevar a ambos sitios el vínculo entre nuestras propuestas.

¿Cómo viven el hecho de venir a tocar acá cuando Chile está viviendo un momento histórico tan fuerte?

En medio de todo el proceso de planear la gira, explotó la crisis social. Era algo que iba a pasar, solo que no podíamos predecir cuándo. Nunca pensamos cambiar la gira, porque el mensaje que entregamos acá debe ser internacional. Hay muchas noticias dando vueltas, mucha información y nos sentimos responsables de ir y contar cómo arde un modelo que definitivamente no aguantó más. La música es la manera y creemos que es un punto de inflexión en la historia de Chile. Esperamos que sea para que algunas cosas definitivamente cambien y apunten a terminar con desigualdades aberrantes.

– ¿Qué creen que pueden aportar los músicos y artistas en la lucha popular que se está dando en su país?

Música, mensaje, reflexión, acompañamiento. Hemos visto cómo además de la violencia misma del proceso ha dejado heridos, toda esta explosión ha sido emocionalmente muy poderosa. Creemos en el rol que tiene la música de ayudar a sanar y mantenernos despiertos. Hace algunos días, en medio de las manifestaciones, ya era de noche y en casa sacamos el parlante por la ventana y pusimos algunas canciones como «Manifiesto», de Víctor Jara, a lo máximo que dio el volumen. Se generó un silencio y una sintonía con el barrio que sentimos era necesaria. Luego muchos empezaron a replicarlo en los edificios aledaños y vivimos en carne propia ese rol curativo de la música, sobre todo cuando dice algo.

– Por último, algo que quieran decirle a los lectores?

Qué estamos felices de ir por primera vez a Buenos Aires y alrededores. Sabemos de su afecto y energía y esperamos que no sea la última; llevamos una fiesta y mensaje que queremos compartir con todos los que quieran sumarse! Nos vemos y [email protected] esperamos!

Johnny Olas tocará junto a Karamelo Santo el jueves 7 en Despierta Espacio (Av. Federico Lacroze 3578, CABA) y el viernes 8 en El Teatrito (Sarmiento 1752, CABA) y en No Me Olvides Centro Cultural (Av Meeks 490, Temperley).