La tapa de Sgt Pepper’s

En este episodio vamos a visitar el estudio fotográfico donde se creó una de las tapas más emblemáticas en la historia del rock: Sgt Pepper’s.

Descargá el mp3 Spotify Apple Podcast RSS

En el número 1 de Flood Street, a pocos metros de la esquina con la famosa King’s Road, hay un edificio de dos plantas y ladrillo a la vista. Ahí funcionaba el Chelsea Manor Studios, donde el fotógrafo Michael Cooper realizó la sesión fotográfica para la tapa del disco Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band, de los Beatles.

En esa célebre portada, como recordarás, hay más de 70 personajes históricos, que van desde los propios Fab 4 en estatuas de cera hasta figuras de Marilyn Monroe, pasando por William Burroughs, Marlon Brando, James Dean, Edgar Allan Poe o Bob Dylan, entre muchos otros.

Pero además, esa tapa despertó muchas controversias. Por ejemplo, los trajes militares que visten John, Paul, George y Ringo fueron diseñados por los propios Beatles, según declaró McCartney. Sin embargo, también se los adjudicó Manuel Cuevas, el famoso diseñador mexicano requerido por músicos, artistas y actores.

Como fuera, el collage fue ideado por los Beatles y diseñado por Peter Blake y su esposa Jann Haworth. Cuentan que tardaron ocho días en preparar y montar todo, para que finalmente la sesión fotográfica tuviera lugar la noche del 30 de marzo de 1967.

Incluso, hay personajes que fueron eliminados de la foto cuando se hizo el diseño final de la portada del disco: Mahatma Gandhi (retirado ante el temor que fuera rechazado en la India), la imagen de Jesucristo (borrada luego de los comentarios de John sobre que ellos eran más populares) y Adolf Hitler (incluido originalmente a pedido de John por ser uno de los personajes más importantes del Siglo XX).

Por supuesto que éste fue el trabajo más importante de Michael Cooper, conocido como “el fotógrafo de los rockstars”.

Cooper trabajaba en revistas como Vogue y Vanity Fair, pero paralelamente retrató la creatividad, la locura y los excesos de los ‘60s. Acompañó a los Stones en muchísimas de sus giras y se hizo amigo de Brian Jones y Keith Richards.

Cooper cayó en una profunda depresión y se suicidó en 1973 a los 32 años, con una sobredosis de heroína. Le dejó a Adam, su hijo, una carta en la que pedía “comprensión”, además de unos 70mil negativos. Entre todo ese material, encontró 3.500 fotos de los Rolling Stones. Curó ese material y editó el libro “Early Stones”, que incluye un prólogo de Keith Richards.

Tras su muerte, Lennon destacó su trabajo: “De todos los fotógrafos que existen, Michael ha sido por lejos el que mejor documentó esa magnífica década, y quien entendió realmente qué significaron aquellos años sesenta y aquellos juveniles sueños de futuro”.

Scroll to top